DESCALE, como especialistas en el control de plagas, estamos muy familiarizados con el uso de tratamientos fitosanitarios. En el contexto de la agricultura moderna, usar estos productos de manera segura y responsable contribuye a garantizar la salud de los cultivos y de quienes los trabajan. En este artículo, hablaremos de algunos aspectos a tener en cuenta para hacer un uso responsable de estos tratamientos.

Los tratamientos fitosanitarios no son inocuos

Los productos fitosanitarios son esenciales en el control contra plagas, malezas y enfermedades que pueden aparecer en los cultivos. Su uso ayuda a producir alimentos de calidad y en una buena cantidad.

Sin embargo, es necesario reconocer que estos productos no son inocuos. Usarlos de manera indebida o de forma excesiva puede tener consecuencias nefastas, tanto para la salud humana como para el medioambiente.

Tener un enfoque responsable y consciente al manejar estos productos garantiza que su aplicación sea segura y efectiva. Y para ello es necesario tener en cuenta que un manejo responsable abarca desde la adquisición hasta la gestión de los envases de los fitosanitarios terminados.

Consejos para hacer un uso responsable de los fitosanitarios

Estos consejos son muy prácticos a la hora de manejar de forma responsable los  productos fitosanitarios.

1.   Realiza un seguimiento de los cultivos

Monitorear las plantas es clave para detectar problemas y actuar rápidamente en caso de que se produzca alguna plaga.

2.   Consulta con un técnico especializado

Antes de elegir los productos fitosanitarios, consulta con un experto para que te oriente sobre el tratamiento adecuado según las necesidades de tu cultivo y el problema que enfrenta.

3.   Selecciona productos autorizados

Asegúrate de escoger un proveedor de confianza para que todos los productos que utilizas en tus cultivos estén autorizados y cumplan con las normativas comunitarias.

4.   Evita productos en mal estado

Asegúrate de utilizar productos de calidad, que no estén deteriorados ni caducados para no comprometer la seguridad de tus cultivos.

5.   Sigue las indicaciones de la etiqueta

La etiqueta del producto te da mucha información importante: la dosis correcta, el tiempo de reentrada al cultivo después de su aplicación y el intervalo de aplicaciones. Adhiérete a estas recomendaciones para asegurar la eficacia y la seguridad del tratamiento.

6.   Mantén un registro detallado

Lleva un registro de los tratamientos aplicados donde incluyas la fecha, el producto utilizado y notas que puedan ser importantes sobre la eficacia y posibles efectos secundarios. Esto te ayudará a hacer un seguimiento y gestionar mejor tus cultivos.

7.   Utiliza equipos de protección personal

Antes de manipular productos fitosanitarios, utiliza el equipo de protección adecuado: guantes, gafas de seguridad, mascarillas, trajes especiales… Este equipo te protege de exposiciones nocivas a los productos químicos.

8.   Limpia bien los envases y herramientas de aplicación

Tras el uso de un fitosanitario, lava los envases y herramientas tres veces para evitar el riesgo de contaminación. Esta práctica reduce el impacto ambiental y asegura que los envases se puedan reciclar o desechar de manera segura.

9. Entrega los envases vacíos en los puntos destinados a su recogida

Los envases vacíos de los fitosanitarios deben ser entregados en centros de recogida especializados. Estos garantizan que los envases se manejen de forma apropiada para evitar la contaminación del medioambiente y proteger la salud pública.

10. Mantente informado y actualizado

Estar al tanto de las novedades en lo relativo a hacer un uso responsable y seguro de los tratamientos fitosanitarios te ayudará a conocer nuevas técnicas de aplicación, normativas y todo tipo de mejoras en la seguridad y la eficacia al usar estos productos.

Siguiendo estos consejos de seguridad en el uso de los tratamientos fitosanitarios, puedes contribuir a una agricultura más segura, sostenible y productiva. Protege tu salud, la de quienes trabajan con estos tratamientos y la de quienes consumen tus productos.