¿Las plagas de ratones o ratas se han convertido en un problema serio para tu empresa? Lo cierto es que este tipo de plagas pueden ser un grave problema ya que no solo afectan a la reputación de la empresa y a la productividad, sino también a la salud de los empleados.

Mantener un ambiente de trabajo libre de roedores es esencial si quieres garantizar un entorno seguro y saludable. Por eso, en este artículo, desde DESCALE, te mostramos cómo identificar, prevenir y tratar las plagas de ratones o ratas en tu empresa.

Los riesgos de tener una plaga de roedores

Las plagas de ratones o ratas pueden traer consigo una gran cantidad de problemas.

  • Enfermedades: los roedores pueden transmitir a los seres humanos enfermedades como el hantavirus, la salmonelosis, la leptospirosis y la enfermedad de Weil, entre otras.
  • Daños en la propiedad: por su naturaleza, los ratones o ratas pueden roer estructuras, productos almacenados o hasta cables eléctricos, aumentando el riesgo de incendios.
  • Daño en la reputación: por si todo lo anterior fuese poco, cuando la presencia de ratones en una empresa es conocida, se daña la reputación del negocio, haciendo que tanto clientes como empleados tengan una mala imagen de la empresa.

Cómo detectar la presencia de ratones

¿Tienes sospechas de que han entrado roedores a tu negocio? Para detectarlo, fíjate en lo siguiente:

  • Hay excrementos pequeños y oscuros.
  • Hay ruidos de roer o de correr por dentro de las paredes o los techos.
  • Has visto marcas de mordeduras en cables y estructuras.
  • Has visto nidos hechos de papel, cartón u otros materiales blandos.

Detectar a tiempo estas señales e identificar el problema es clave para evitar que los ratones proliferen en tu negocio.

¿Por qué han aparecido ratones en mi empresa?

Es posible que te preguntes cuál ha sido la causa de la plaga, y debes saber que, contrario a lo que muchos creen, no siempre es un problema relacionado con la limpieza.

Lo que más atrae a los roedores es la comida, el agua y el refugio. Por eso, una gestión inadecuada de los residuos, la falta de limpieza y el almacenamiento incorrecto de los alimentos son factores que facilitan su presencia. Pueden haber entrado por grietas o agujeros en las paredes, puertas o ventanas abiertas.

Si dentro de tu negocio hay alimentos y los ratones han hallado refugio escondiéndose entre productos o cajas, habrán encontrado su paraíso en tu empresa.

Cómo prevenir una plaga de ratones

La mejor forma de evitar una plaga de ratones es prevenirla.

  • Sella todos los agujeros, grietas o posibles entradas al edificio.
  • Mantén las puertas y ventanas en buen estado y utiliza burletes para que los ratones no puedan entrar.
  • Implementa prácticas de higiene estrictas, como la limpieza regular y el almacenamiento correcto de alimentos en contenedores herméticos.
  • Educa a tus empleados para que sigan estas medidas.

Y si ya se han instalado en tu empresa, ¿qué puedes hacer?

Si la plaga de ratones ya está presente en tu empresa, hay varias estrategias que puedes seguir para ahuyentarlos o acabar con ellos.

Puedes utilizar trampas, cebos y otras soluciones caseras para el control de ratones si hay muy pocos ratones. Sin embargo, la mejor forma de cortar el problema de raíz es recurrir a servicios y productos profesionales de control de plagas.

Si no quieres que tu lucha contra las ratas y ratones se dilate indefinidamente en el tiempo, cuenta con una empresa que te permita acabar con el problema al 100 %. De lo contrario, a la velocidad que se reproducen estos animales, solo empezarás una lucha muy difícil de ganar.

Cuenta con nosotros. En DESCALE podemos ayudarte a proteger tu negocio de los daños y amenazas producidos por las plagas de ratones.